La dieta médica baja en calorías, la dieta Scarsdale

Desarrollada por un cardiólogo de origen americano, la dieta Scarsdale hace que perdamos aproximadamente 400 gramos al día, por un período de 7 a 14 días limitándonos a comer solo productos que sean pobres en cuanto a carbohidratos y grasas (cualquier tipo de grasa) pero que sean ricos en proteínas como las carnes rojas, pescado y verduras con bajos niveles de calorías.

La dieta Scarsdale, o también llamada Scarsdale Medical Diet (abreviada SMD) es un régimen que dura hasta 14 días, y consiste en aportar bajos niveles de calorías al cuerpo, mucho menos de lo que se recomiendan a diario, un total de 1000 calorías deben ser consumidas en 24h.

Ha sido una de las primeras dietas con un sistema bajo en carbohidratos que ha llegado a funcionar sin problemas en muchas personas.

El secreto está en comer muchas proteínas que nos llegan a través de las carnes rojas, pescados y verduras, aun que parezca bastante limitado, podemos hacer un sinfín de platos con estos tres “ingredientes” que Scarsdale nos ofrece, lo único que debemos aportar es imaginación y buena mano en la cocina.

Una vez pasados los 14 días de la dieta, empieza una fase llamada “fase de estabilización” donde podremos incrementar los alimentos que podemos consumir, como por ejemplo, huevos, pan, mermeladas, para el desayuno, beber vino en las comidas. Esta pequeña fase será por otros 14 días, y una vez superada empezamos de nuevo con la dieta Scarsdale por 14 días de nuevo, y así hasta volver a la estabilización por otros 14 más.

Con esto perderemos peso y recuperaremos nutrientes que nos faltan a causa de la baja variedad que la dieta nos ofrece.

Lo bueno es que no hay que contar calorías, pero aun así no podemos comer más allá de las tres comidas principales, como lo son el desayuno, la comida y la cena, no está permitidos los tentempiés ni merienda, y menos picar entre horas (a excepción que sea necesario podrás ingerir verduras u hortalizas).

Está prohibido comer alimentos que contengan fécula, materia grasa añadida (ya sea aceite, mantequilla, natas), lácteos, zumos / jugos de frutas, alcohol, dulces y embutidos.

Mientras que los productos permitidos serán en la familia de las verduras, el apio, zanahorias, pepino, tomate, lechuga, todo tipo de champiñones y setas, col, pimiento verde o rojo, espinacas, coliflor, entre otros. Especias, vinagre y hierbas sólo para aliños.

Sustituir el azúcar por edulcorante, y por supuesto cualquier fuente de proteínas como las carnes magras sin grasas obviamente.

Como ejemplo de menú para la dieta Scarsdale podemos tomar en el desayuno una o media pieza de fruta como manzana (por ejemplo), pan integral tostado, café o té con poco edulcorante si lo tomamos con azúcar o una infusion para bajar de peso, como las que puedes ver en el enlace.

A la hora de la comida, podemos preparar pollo a la plancha acompañado de una ensalada variada de lechuga, tomate, y setas con un poco de aliño, de postre café de nuevo con edulcorante, té o una pieza de fruta (se recomienda no pasar de las 4 piezas por semana por el contenido de fructosa).

En caso de querer picar algo entre horas podemos comer apio crudo o incluso una zanahoria, para saciar el estómago, por lo menos hasta la cena, en la cual comeremos pescado al horno o a la plancha, con una menestra de verduras sofritas con una cucharadita de aceite.

Los resultados son casi inmediatos, en la primera semana veremos cambios, de hasta 4 kilos, dependiendo del metabolismo de la persona incluso puede que un poco menos, no todos veremos los mismos resultados. Como siempre debemos consultar a un médico incluso a un nutricionista para que nos recomienden o que nos hagan un examen.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies