Cómo adelgazar estando embarazada

Por norma general, ningún médico te recomendaría algo como adelgazar estando embarazada o perder peso en plena gestación a no ser que tengas problemas de sobrepeso u obesidad, aún así hay métodos para evitar subir de peso o incluso perder unos pocos kilos durante la gesta. Los embarazos que comiencen por un peso normal necesitarán unas 300 calorías extra cada día en el segundo y tercer trimestre de embarazo. Las mujeres de peso promedio deberán ingerir de 2000 a 2500 calorías a diario. En el caso de que consumas más calorías de las recomendadas subirás de peso y no es saludable. Si por lo contrario estás por debajo del peso normal o padeces de sobrepeso u obesidad, deberás hablar con tu médico para conocer mejor la cantidad de calorías a ingerir, la cantidad varía según la persona y si se presentan raros episodios de circunstancias durante el embarazo que te lleven a la perdida de peso, tendrás que mantener la dieta o incrementar la cantidad de calorías a ingerir.

Evitar los alimentos que no sean nada saludables y las calorías “vacías” es uno de los principales objetivos a cumplir, ya que ayudarán a que aumentemos nuestro peso innecesariamente y no darán ningún nutriente necesario al bebé, realizar este paso es necesario para mantenernos en el peso ideal y estar sanas durante la gestación del embrión. Evadir los alimentos azucarados y las grasas que sean sólidas, como las frituras, refrescos, postres muy dulces, la leche entera o el queso, si tenemos la oportunidad estaría muy bien comer alimentos sin grasas o azúcares refinados al igual que tomar café, bebidas alcoholizadas o mariscos que estén crudos.

Las vitaminas que nos ayudarán son las denominadas vitaminas prenatales que, durante el embarazo el cuerpo las pedirá, estas permiten satisfacer los nutrientes y las necesidades que éste nos exija. Bajo ningún concepto debemos sustituir comidas por vitaminas prenatales como medio para adelgazar, ya que estos no nos aportan todas las calorías necesarias como para sustituir a los alimentos por que las vitaminas que poseen las frutas y demás productos a consumir, son más fáciles de digerir y el cuerpo es capaz de procesarlas de una manera fácil y sencilla. Para evitar que el bebé desarrolle defectos en el tubo neuronal es importante ingerir ácido fólico, una de las mejores vitaminas que podemos encontrar entre los preparados prenatales.

Los demás nutrientes como el hierro, calcio y el Omega 3, mantienen y ayudan a nuestro cuerpo y al del bebé. La ingesta de comidas en pequeñas cantidades es una buena técnica para poder mantener el control de las porciones en las múltiples comidas del día, en vez de realizar tres comidas grandes, podemos hacer 5 comidas pequeñas. Con esto ayudamos a que la repugnancia que nos produzcan las comidas sea más llevadera y no tengamos náuseas.

Una dieta basada en ácido fólico, antioxidantes, proteínas, grasas saludables, fibra y carbohidratos es lo esencial, para ello es importante tomar jugos naturales, comer fresas, espinacas, granos integrales y cereales. Los desayunos equilibrados son muy importantes para mantenerte en buen estado durante el resto del día, las mejores fuentes de carbohidratos presentes en los granos enteros son más saludables que los del pan blanco procesado y junto con la fibra de las verduras ayudaemos a regular la flora intestinal y no aumentar de peso.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies